Estoy cada vez más convenciendo. Las entrevistas laborales deben dejar de ser entrevistas y llamarse reuniones. Es un espacio de mutuo conocimiento. Ambos deben estar habilitados a hacer preguntas con total libertad. ¿Y que pasa si descubro que no te quiero como empleador? _ Ezequiel Iovine