Perfil de Nuestros Egresados

UNA FORMACIÓN QUE VA MÁS ALLÁ DE LA TÉCNICA

Formamos coaches con un marco ético claramente delimitado para que logren desenvolverse con responsabilidad personal y social.
Formamos coaches con bases sólidos que hacen de esta práctica no sólo una actividad profesional sino una manera de observar las acciones propias y de acceder a nuevas formas de hacer y de ser.
Formamos coaches con alto poder sensitivo, capaces de abordar temas complejos desde un espacio de cuidado, legitimización y respeto.
Formamos coaches con una gran capacidad reflexiva lo que le permite acceder a nuevas y poderosas distinciones fundamentales para su actividad.
Formamos coaches con profundidad y solidez teórica, accediendo a mapas de distinciones que resultan esenciales para su trabajo. Distinciones que provienen de diferentes autores y disciplinas (multi-mirada)
Formamos coaches con marcadas competencias profesionales que se distinguen por su efectividad en el desempeño como profesionales del Coaching.
Formamos coaches  con fuerte conexión con ellos mismos, con sus sueños y anhelos más profundos al tiempo que se alinean a una visión mucho más grande que lo individual.
Formamos coaches con un profundo sentido de colaboración incitados a co-construir con otros espacios para el desarrollo ontológico.
Formamos coaches que creen que el mundo es un espacio de posibilidades donde hay mucho por crear junto con otros. Sentido de unidad con algo más grande que ellos mismos, que necesitamos co-construir junto con otros y que es posibles hacerlo desde un espacio inclusivo, diverso y colaborativo.

¡Participa de la Próxima Edición de este Programa!

Más información