«Solemos enemistarnos y hasta pelearnos con ciertas emociones. En algunos casos intentamos «controlarlas». Sin embargo, todas las emociones se presentan con información valiosa para tomar mejores decisiones en nuestras vidas. En muchos casos debemos aprender a aprender a emocionarnos. Por ejemplo, nadie nos ha enseñado a cómo debemos enojarnos para que el enojo sea efectivo. Lo mismo sucede con muchas otras emociones.» _ EZEQUIEL PONCE IOVINE